Las naciones mundiales deberían desarrollar conjuntamente un sistema de protección contra los asteroides, que en el eventual caso de golpear la Tierra causarían un grado de destrucción extremo, sugirieron expertos que participan en una conferencia de la NASA.

La amenaza que una enorme roca espacial golpee la Tierra es remota. Según los participantes de la conferencia, un asteroide o un cometa embestirían contra el planeta una vez cada 1.000 años. No obstante, señalan que es una posibilidad real y que dicho choque podría generar una explosión de 10 megatoneladas de energía.

El viernes, los conferencistas señalaron que una roca de unos 300 metros "aplanaría todo lo comprendido en un área como Nueva Jersey y mataría todo ser viviente en dicha zona", dijo Erik Asphaug, de la Universidad de California, Santa Cruz.

Las consecuencias a nivel mundial de dicha catástrofe son desconocidas, dijo, pero la polvareda podría afectar la visibilidad y la agricultura por varios meses. De caer en el océano, el objeto ocasionaría tsunamis, olas gigantes que destruirían ciudades.

Los panelistas señalaron que es difícil que la Tierra sea alcanzada por un asteroide lo suficientemente grande como para extinguir todo tipo de vida en el plantea. El último cayó hace 65 millones de años, cuando un meteorito de casi 10 kilómetros de ancho extinguió al 70% de las especies con vida.

Aunque los científicos pueden predecir las probabilidades de un impacto, no pueden dilucidar la fecha en que podría pasar.

"No sabemos cuando pueda suceder un accidente de estos", dijo Duncan Steel, de la Universidad de Salford, en Inglaterra. "Podría caer uno en los próximos 100 años. No sabemos".

Asphaug, el organizador del encuentro, dijo que los científicos tan solo empezaron a reconocer el riesgo de un impacto estelar en las últimas décadas, y que solo hasta ahora están estudiando propuestas para proteger el planeta.

La NASA (Aeronaútica Nacional y Administración Espacial), bajo un mandato congresional, inició en 1998 un programa para hallar la trayectoria orbital de cada asteroide que se encuentre cercano a la tierra. Seis observatorios internacionales vigilan los cielos. Más de 600 asteroides han sido hallados de un total que se estima en 1 000. Ninguna representa una amenaza.

Científicos creen que pueden detectar asteroides que representen un peligro catastrófico décadas antes de que impacten contra la Tierra. Esto significa que es posible, en teoría, desviar la trayectoria de la roca.

Los expertos creen que la mejor forma de cambiar la trayectoria es utilizando pequeños cohetes y otros aparatos. Otros creen que concentradores solares podrían ser orientados al asteroide para que el calor vaporice suficiente material rocoso que cambiase la trayectoria orbital

Tag: El Area 51
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!